La FABrica

La FABrica, la comida mexicana de manera artística

La FABrica es uno de los restaurantes a los que vienes porque te atrae su aspecto visual, y luego vuelves porque la comida te encantó. Su interior está lleno de elementos y colores, es muy intenso y vibrante. La sala está rodeada de luces por lo que el sitio a veces parece un circo y a veces una fabrica lo que sugiere el nombre. Todo eso tiene un aspecto muy acogedor y el ambiente es fabuloso. Se nota al entrar que este sitio tiene su propio carácter. Y sí, es un restaurante, pero los dueños demuestran su pasión por el arte y organizan a veces exposiciones de pintura.

El lugar fue creado como un proyecto con el fin de animar la zona del puerto, y la ubicación fenomenal fue aprovechada por los dueños de La FABrica. La zona es actualmente muy animada y la misma FABrica cuenta con la sala dentro y un espacio de comer afuera.

¿Por qué vale la pena venir a La FABrica?

La FABrica hace el enfoque a la comida mexicana, como quesadillas con tacos o el guacamole con nachos, pero también hay varias opciones de otro tipo de comida.

La carta no es muy extensa, y todas las posiciones en ella son ricas, frescas y de la mejor calidad. Los calamares del mar, las hamburguesas y los rollitos del moro seguramente ya los has probado varias veces, pero los cocineros de este restaurante tienen el talento de desarrollar su sabor único para que los platos sean imposibles de encontrar en ningún otro lado. La FABrica tiene también opciones de comida sin gluten, vegetarianas o veganas.

Se puede pedir platos para compartir o tapas por unidad. Después de comer, llega el postre casero, ¡fresco y delicioso! Un almuerzo o cena por persona puede salir al rededor de 15 – 20€.

En La FABrica se organizan eventos de música una vez al mes, viene un DJ para animar la tarde y se hace el picoteo de pizza. Suena genial, ¿cierto?

0

Comentarios

Dodaj komentarz

Komentarz*