La Plaza de Los Toros

La tradición viva en la Plaza de Los Toros

La Plaza de Los Toros es un edificio emblemático para la cultura y la tradición de la región de Valencia. Fue construido entre los años 1850 y 1859. Su arquitecto Sebastián Monleon se inspiró en el estilo romano, pero la Plaza fue construida ya siguiendo las reglas del estilo Neo-Mudejar. Tiene 384 arcos externos por lo que su estructura se ve muy liviana y se parece a varios coliseos construidos durante la época romana.

La entrada de la visita está en el alcanze de todos pues cuesta al rededor de un euro. Dentro de La Plaza de Todos de Valencia encontrarás mucha información acerca de la tradición de la corrida. La taurimaquia está muy bien explicada, incluyendo los detalles de los papeles de varios personajes que tomaban parte en la corrida. Hay exposiciones dedicadas a famosos toreros, no solo los vencedores sino también los perdedores. La exposición explica también los detalles acerca de los trajes usados por los matadores.

La corrida de Toros en Valencia

Si viniste por algo más que solamente ver la arquitectura y leer sobre la historia, aprovecha la oportunidad de ver la corrida en vivo. Ese espectáculo a algunos le parece triste y trágico, y otros lo consideran una parte importante de la cultura y la tradición tanto española como valenciana. Una corrida dura cerca de dos o tres horas. Durante este tiempo se llevan al cabo al rededor de seis luchas del matador contra el toro, en las cuales siempre es el toro el que muere. Es un espectáculo con alta presencia de rituales, y se puede observar la gran importancia que sigue teniendo para los participantes. Está lleno de colores, música, con un enfoque en los trajes tradicionales que llevan los toreros.

Los precios para la corrida de toros varían dependiendo del lugar. Los precios son más altos, cerca de 120€ por los asientos cerca de la arena con buena vista. Si eliges un asiento lejos y con mala visibilidad, puedes pagar tan solo 10€. Es importante también tomar en cuenta la exposición al sol, pues la Plaza de Los Toros es un edificio abierto, y Valencia es una ciudad muy soleada. Tres horas en pleno sol pueden ser duras, por lo que los asientos en la sombra suelen ser vendidas por el precio más alto.

0

Comentarios

Dodaj komentarz

Komentarz*